CONFUSAM reitera compromiso para enfrentar con todo problema de coronavirus y exige al Gobierno evitar uso político del problema

DECLARACIÓN PÚBLICA

Santiago, 11 de Febrero de 2020.

Ante el cuadro epidemiológico en desarrollo en China producto de la presencia de una nueva cepa de virus de la familia de los coronavirus que, hasta la fecha ha significado más de 1.000 personas fallecidas de un total de más de 40.000 que han sufrido la infección y que además ha superado las fronteras del gigante asiático, el Gobierno de Chile resolvió decretar Alerta Sanitaria Nacional, condición que permite adoptar un conjunto de medidas de cara a enfrentar la eventual presencia de dicho virus en el territorio nacional. Sobre el particular, la CONFUSAM considera oportuno señalar:

1.- La evidencia empírica nos obliga a asumir que en Chile tendremos presencia del coronavirus de Wuhan más temprano que tarde. Así obliga a suponerlo el ser parte de un mundo globalizado y en el que Chile y China tienen un intenso intercambio comercial.

2.- Con la misma claridad con que asumimos la presencia de la enfermedad en el país, debemos señalar que es fundamental que las autoridades de salud entreguen a la población toda la información necesaria para tener claridad respecto del problema evitando especulaciones que puedan provocar alarmas infundadas. Es claro que se debe hacer todo lo posible para evitar la presencia del virus, cierto, pero en el caso más probable de tenerla, debemos tener conciencia que la mortalidad por esta cepa de coronavirus es relativamente baja comparada con cepas de reciente incidencia en otros países, como el virus del SARS.

3.- Chile tiene una historia sanitaria exitosa de más de 50 años en los que se ha logrado alcanzar cifras de salud pública que nos tienen entre los países con mejores resultados a nivel mundial, cifras que se han mantenido pese incluso a las políticas de depredación del sistema público en beneficio de la salud privada iniciadas en la dictadura y mantenidas hasta nuestros días por los sucesivos gobiernos. Ello nos permite enfrentar con justificada confianza los desafíos que impondría la presencia del nuevo coronavirus en el país.

4.- Las y los miles de trabajadores de la APS municipal hemos demostrado con creces nuestro compromiso con la salud pública enfrentando en el pasado reciente serios problemas sanitarios tales como las IRA con éxito y en precarias condiciones. Reiteramos nuestro firme compromiso con la salud de la gente y haremos nuestros mejores esfuerzos por superar cualquier contingencia sanitaria.

5.- Convencidos de la pertinencia de la Alerta Sanitaria recientemente decretada por el Ministerio de Salud, ante declaraciones reciente de la Subsecretaria Daza respecto de las medidas a considerar, hacemos un llamado imperativo al Gobierno a no ceder a la tentación de hacer uso político de un problema propio de la salud pública, en antecedentes de los llamados a movilización realizados por organizaciones sociales para marzo próximo.

 

DIRECTORIO NACIONAL