Proyecto de ley contra agresiones en salud entra al Congreso para su tramitación

Como un gesto de reconocimiento al trabajo realizado por la Confusam en la lucha contra las agresiones a trabajador@s de salud pública y en la visibilización de este flagelo, el ministro de salud, Emilio Santelices, llegó hoy hasta la sede de Fanor Velasco para anunciar que el proyecto de ley que busca sancionar penalmente este tipo de violencia, ya cuenta con el patrocinio del Ejecutivo para su tramitación en el Congreso.

Esta iniciativa se diferencia con la actual legislación en cuatro puntos significativos: instala la figura de maltrato de obra -hasta el momento solamente utilizada para agresiones en contra de Carabineros-, aumenta las penas en un grado trasladando las sanciones desde el ámbito infraccionario hacia la pena de presidio efectivo -que iría desde los 541 días a tres años de cárcel-,  valida el principio de veracidad para el relato de la persona agredida y crea un registro nacional de agresores.

El proyecto de ley que que patrocina el Ejecutivo está constituido por una serie de indicaciones a un proyecto de ley que ya promueve el diputado Mario Venegas. Las indicaciones realizadas fueron recogidas por la Mesa de Seguridad, instancia a la que concurren la Confusam, el Ministerio de Salud, la Subsecretaría de Prevención del Delito, la Asociación Chilena de Municipios y el Colegio Médico.

Al respecto, la presidenta de la Confusam, Gabriela Flores agradeció “todas las voluntades que hicieron posible la construcción de este proyecto por escuchar el clamor de las y los trabajadores, que cada día están más expuestos a la violencia sin ningún recurso para proteger su labor”. Asimismo, destacó que este proyecto de ley no está en contra de las y los usuarios, ya que es la propia comunidad la que da vida al modelo de atención primaria, está en contra de la delincuencia que atenta contra usuari@s, funcionari@s y establecimientos de salud”.

Con respecto a las cifras que avalan esta iniciativa, sólo en 2018, 165 agresiones físicas fueron denunciadas a la justicia. Sin embargo, “sabemos que son muchas más las agresiones reales, que no son denunciadas por miedo o falta de voluntad del empleador para realizar este trámite tan importante. En lo que va de este año ya son 14 los hechos de violencia que han sido remitidos a la justicia”, precisó la autoridad del gremio.

El proyecto de ley, como toda iniciativa de este tipo aún tiene un camino que seguir por delante en ambas cámaras. Es por eso que la Confusam no claudicará hasta conseguir una ley que proteja a las personas que trabajan en salud, porque como lo dijo el propio ministro ante los dirigentes de Confusam en el CDN de este viernes, “a las y los funcionarios de salud nadie los toca porque están realizando la labor más noble que hay, cuidar y proteger a los más vulnerables, los enfermos”.