Corte Apelaciones Rancagua ratifica fallo contra municipalidad Lolol por prácticas anti sindicales

Rancagua, veinte de noviembre de dos mil dieciocho.
VISTOS Y CONSIDERANDO:
PRIMERO: Que, el abogado Oscar Ricardo Contreras Calderón,
en representación de la Ilustre Municipalidad de Lolol, en los autos
caratulados “ Torres con Ilustre Municipalidad de Lolol”, Rit S-1-2018,
dentro de plazo, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 478, letra b)
del Código del Trabajo, dedujo recurso de nulidad, en contra de la
sentencia de autos, dictada con fecha cuatro de julio de dos mil
dieciocho, del Juzgado de Letras de Santa Cruz, que acogió la
denuncia de prácticas antisindicales.
SEGUNDO: Que, en específico la causal, invocada es la
contemplada en el artículo 478, letra b) del Código del Trabajo, esto
es, la infracción manifiesta a las reglas de la sana critica, violentando
dicho concepto definido en el artículo 456 del Código del Trabajo,
infracciones a las máximas de la experiencia, puesto que las labores
de un dirigente sindical, que le obligan a ausentarse de sus labores,
hacen razonable la medida de nombrar un nuevo Jefe de Programa
Dental. Esta principio se extrae de la experiencia de la Municipalidad
de Machalí relatada por la testigo Luengo presentada por el
denunciante como se expone. Existiendo una infracción a las máximas
de la experiencia en la conclusión del Tribunal de que habría un indicio
de prácticas antisindicales por la decisión administrativa de no
nombrar al actor dirigente sindical en la Jefatura de los Programas
Dentales del año 2017 y 2018, lo que el Sentenciador señala que, esta
decisión aparece carente de toda lógica, en relación a la prueba
rendida tal como la absolución de posiciones del Alcalde, la
declaración de testigos, contestes que en su calidad de Jefe de
Programas Dentales que se ausente de dos a cuatro días semanales,
no podía llevar de forma adecuada el cumplimiento del programa y
condujera a que fracasara la municipalidad en su principal obligación y
además, las máximas de la experiencia, en la órbita humana nos
indica que los compañeros de trabajo, especialmente de localidades
PXXXHFEHCC
pequeñas, se reúnen en actividades recreativas, a comer y beber en
restoranes y casas, por lo que el hecho de que exista este tipo de
reuniones, no implica un indicio de práctica antisindical, considerando
que el fallo estima que la reunión en un restorán en Lolol, constituía
una práctica antisindical, criminalizando una simple reunión de
funcionarios en un restorán.
TERCERO: Que en este caso, existen errores de la lógica, en
específico una evidente infracción al principio de razón suficiente,
considerando que el vicio se constituye por la falta de los requisitos del
artículo 479 del Código del Trabajo, al valorar el Sentenciador la
prueba con infracción a la sana critica, violando máximas de la
experiencia y principios de la lógica, que ha influido sustancialmente
en lo dispositivo del fallo, vulnerándose la sana crítica al concluir que
hay vicios de prácticas antisindicales, todo lo cual determinó que el
Tribunal acogiera la denuncia de prácticas antisindicales.
CUARTO: Que, es menester tener presente, que del análisis de
la causal invocada, que el Recurso de Nulidad, en materia laboral es
formal y de estricto derecho, la parte recurrente ha esgrimido, que se
han infringido normas que han influido sustancialmente en lo
dispositivo del fallo e infracción a las reglas de apreciación de la
prueba.
Lo que supone que el fallador infringió disposiciones legales
aplicables en la especie, principios de la lógica, máximas de la
experiencia o conocimientos científicamente afianzados concretos, en
el análisis también, específico de los medios de prueba producidos en
el proceso, sin embargo el recurso no nos dice cuáles sean esas
normas vulneradas de derechos de la demandada, ni ningún principio,
máximas de la experiencia o conocimientos supuestamente
violentados, estando vedada a esta instancia revisar las cuestiones de
hecho asentadas en el fallo. De lo que se puede concluir, del escrito
de demanda y como lo establece la demandada en sus alegatos, es
una recurrencia propia de un recurso de apelación, toda vez que
PXXXHFEHCC
manifiesta disconformidad con la valoración de los antecedentes, pero
no hace imputaciones precisas, en el sentido que es menester. Todo
lo cual, bastaría, para rechazar la nulidad por las causales en
términos formales.
QUINTO: Que, si entramos derechamente en el fondo de la
causal, podemos observar que los fundamentos del recurso de nulidad
del artículo 478, letra b) del Código del Trabajo, se establece que lo
reprochado es que el Sentenciador al emitir pronunciamiento, se
aparta de los hechos acreditados con los medios de prueba aportados.
Cabe tener presente, que la demandada al contestar la acción
deducida en su contra pide su rechazo, señalando que no han existido
prácticas antisindicales, puesto que la municipalidad ha dado
facilidades al dirigente de la Asociación de Funcionarios de la Salud de
Lolol, ha concedido autorizaciones que establece la ley en su calidad
de dirigente sindical, pero en bien de la comunidad, la Municipalidad y
en atención a la investidura de dirigente sindical, no podía ser Jefe de
Programas Dentales, dada las diversas labores y ausencias que
implica el cargo de dirigente sindical, lo que implicaría que el municipio
descuidara parte de sus obligaciones con la vecindad.
SEXTO: Que, de acuerdo a las alegaciones de las partes que
fijan la controversia, correspondiendo a cada una de ellas acreditar
sus asertos con los medios de prueba que les franquea la ley, por lo
que el Tribunal al emitir su pronunciamiento no se aparta de la
controversia establecida en la etapa de discusión y prueba, dado que
el sentenciador al realizar un análisis en relación a la pertinencia de lo
solicitado por el demandante y a la oposición por el municipio
demandado, no correspondía limitar su labor jurisdiccional en los
términos que trata de explicitar el recurrente, al pronunciarse que
ciertas acciones y decisiones tomadas por el municipio demandado
efectivamente constituyen prácticas antisindicales, limitando el
desarrollo profesional del actor, como consecuencia, de sus
actividades como dirigente sindical, asumiendo una actitud
PXXXHFEHCC
discriminatoria del actor por sus actividades sindicales, lo que permite
concluir que efectivamente existió una práctica antisindical respecto
del demandante, ajeno a las actividades de camaradería realizadas
por los funcionarios municipales, que no dicen relación con el accionar
de la demandada.
SEPTIMO: Que, como se ha establecido precedentemente, las
alegaciones del recurrente, no dicen relación alguna con la causal de
nulidad impetrada del artículo 478 letra b) del Código del Trabajo en la
vertiente que refiere relativa a la infracción manifiesta a las reglas de la
sana critica de la forma de apreciar la prueba, infraccionando los
principios de la lógica de la identidad y razón suficiente, sino que se
refiere a una supuesta incongruencia entre lo discutido, probado y lo
resuelto en el fallo. Lo cual, no puede ser considerado como una
infracción a los principios de la lógica, en especial como lo plantea el
recurrente de la lógica de la identidad y razón suficiente, por cuanto
ello dice relación con la apreciación de la prueba y no a la falta de
congruencia alegada.
OCTAVO: Que, de la lectura de la sentencia recurrida, el
sentenciador en los considerandos quinto a sexto explica en forma
pormenorizada de acuerdo a las probanzas rendidas, consideraciones
doctrinales y normativa constitucional, la razón por la que acogió la
demanda, razonando que las acciones, actividades y decisiones del
municipio demandado, encuadran dentro de la figura de actividades
antisindicales y consecuencialmente, atentatorias en contra de la
libertad sindical, establecida en una serie de estatutos como lo refiere
además, la doctrina y jurisprudencia
NOVENO: Que, de esta forma no puede sostenerse que se han
violentado los principios de la lógica de la identidad y razón suficiente,
fundando el Juez del Grado, su sentencia en el análisis y ponderación
de los medios de prueba aportados al juicio, lo que puede o no
satisfacer las expectativas del municipio demandado, no
visualizándose infracción alguna. En este sentido, el principio de la
PXXXHFEHCC
razón suficiente, que forma parte de los principios que inspiran la
lógica formal, es el más cercano con la realidad y la verdad acreditada
en el proceso, por lo que el sentenciador en su fallo ha dado razones
suficientemente claras para desestimar las alegaciones de la
demandada, fundado en los medios de convicción allegados y
analizados en forma objetiva, por lo que el recurso de nulidad por la
causal impetrada no puede prosperar.
DECIMO: Que, conforme lo referido en los considerandos
precedentes, el recurso de nulidad interpuesto por la causal de los
artículos 478 letra b en relación al 479 ambos del Código del Trabajo
no puede ser acogido, puesto que se han desestimado todos sus
basamentos en la totalidad.
Y visto además lo dispuesto por los artículos 481 y 482 del
Código del Trabajo, se declara:
I.- Que SE RECHAZA, el recurso de nulidad intentado por el
abogado Oscar Ricardo Contreras Calderón, en representación de la
Ilustre Municipalidad de Lolol, en los autos caratulados “ Torres con
Ilustre Municipalidad de Lolol”, Rit S-1-2018, en contra de la sentencia
de fecha cuatro de julio de dos mil dieciocho, del Primer Juzgado de
Letras de Santa Cruz, Rol Nº S-1-2018 la que no es nula y por
consiguiente, es válida.
II.- Que, no se condena en costas del recurso a la parte
demandada por haber tenido motivos plausibles para recurrir.
Regístrese y comuníquese.
Redacción del Ministro Señor Marcelo Francisco Albornoz
Troncoso.
Rol N° 169-2018.
PXXXHFEHCC
PXXXHFEHCC
Pronunciado por la Primera Sala de la C.A. de Rancagua integrada por los Ministros (as) Emilio Ivan Elgueta
T., Marcelo Vasquez F., Marcelo Francisco Albornoz T. Rancagua, veinte de noviembre de dos mil dieciocho.
En Rancagua, a veinte de noviembre de dos mil dieciocho, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la
resolución precedente.
PXXXHFEHCC
Este documento tiene firma electrónica y su original
puede ser validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la
tramitación de la causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua
e Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más
información consulte http://www.horaoficial.cl.