MINSAL tiene responsabilidad en problema con fiebre amarilla y otras prevenibles por vacuna

DECLARACIÓN PÚBLICA

Santiago, 23 de Febrero de 2018.

Dos muertes de connacionales en Brasil por causa de la Fiebre Amarilla y la compleja situación de la Influenza en el Hemisferio Norte han gatillado un debate nacional por el tema de las vacunas, en particular a raíz de las declaraciones del designado Ministro de Salud del próximo Gobierno referidas a los grupos anti vacuna. Para nuestra organización que representa a las y los trabajadores de la Atención Primaria municipal del país, es un hecho positivo que se lleve a cabo un intercambio de opiniones sobre un tema no menor para la salud de millones de personas y no tan solo en Chile por cuanto las vacunas son probablemente el método que más vidas ha salvado en el mundo a lo largo de las pocas décadas de su existencia con resultados tan prodigiosos como que enfermedades que en la historia de la humanidad se cobraron cientos y miles de vidas, gracias a los programas de vacunación masiva desarrollados en el mundo, pudieron finalmente ser controladas al extremo de declarar a la humanidad libre de dicha plaga como en el caso de la viruela.

En Chile, gracias a las vacunas se han logrado disminuir a niveles mínimos enfermedades infectocontagiosa que antaño produjeron miles de muertes infantiles cuya incidencia, hoy, es un hecho noticioso. Es un hecho de la realidad que gracias a los programas de vacunación implementados en el país hoy podemos orgullosamente mostrar al mundo una de las tasas de mortalidad infantil más bajas entre todas las naciones, incluidas las más desarrolladas.

Lamentablemente, en los últimos años, después de los éxitos logrados, en muchos países se han levantado voces contra las vacunas dando paso a un rechazo ciudadano creciente a recibir su protección, gran responsabilidad en ello tuvo un falso estudio “científico” que vinculaba vacunas con autismo. De ese rechazo nuestro país no ha estado ajeno generando un creciente problema de salud pública que, de no ser abordado con las medidas que se requieran, podría anular todos los logros sanitarios alcanzados en las últimas décadas. Si bien es cierto que en Chile ha impactado también el movimiento anti vacuna, no es menos cierto que en los últimos años, producto de la indolencia y negligencia de las autoridades de salud de los distintos gobiernos, los programas de vacunación han disminuido sensiblemente sus histórica coberturas, situación que de no revertirse, podría dar paso al resurgimiento de problemas de salud que hoy están relativamente controlados.

Para nuestra organización la prevención, la promoción y la educación en salud son las herramientas fundamentales de cara a resolver exitosamente los desafíos sanitarios actuales y es precisamente en estas líneas de trabajo en las que el Ministerio de Salud no ha estado a la altura y por ello, nos parece oportuno hacer un llamado enfático a quienes a partir de Marzo asumen el Gobierno, a poner en el primer lugar de sus prioridades la Atención Primaria de Salud destinando los recursos necesarios para su implementación. Por cierto, respecto del tema de la Fiebre Amarilla, no nos parece para nada atinado que la máxima autoridad sanitaria nacional invite a quienes están por viajar  a Brasil que cambien destino, debiendo responsablemente hacer exigible como trámite obligatorio, la vacuna previa al viaje.

LEAVE A REPLY