Reiterando decisión de no participar en elecciones CUT en Abril, CONFUSAM llama a la abstención.

DECLARACIÓN PÚBLICA

Santiago, 29 de Marzo de 2017.

La CUT vive al presente la crisis más compleja de su historia reciente, crisis agravada en los últimos meses al tenor de procesos internos marcados por graves irregularidades que han puesto de manifiesto manejos de carácter fraudulento en beneficio de una cúpula dirigente que a nombre de sus tiendas políticas han controlado la organización histórica de las y los trabajadores del país.

Es de recordar que quienes hoy ostentan los principales cargos directivos en la CUT, incluyendo Presidencia y Secretaría General, lo hacen a partir de una elección por ellos mismos reconocida como irregular presentando incluso denuncias ante instancias fiscalizadoras externas a la central, siendo de suyo poco presentable que, habiendo reconocido el carácter fraudulento de las elecciones previas, hayan asumido la conducción de la CUT. Si ello es grave, más grave es que esa misma directiva haya convocado a un Congreso Extraordinario “express” en el que, trasgresiones estatutarias múltiples de por medio, se acuerdan reformas y se convoca a una nueva elección de dirigentes nacionales en las que además, en su mayoría, tienen la osadía de presentarse.

La cúpula dirigente de la CUT nuevamente a desconocido de manera flagrante el mandato que hace más de una década más de mil dirigentes y dirigentes de base entregaran en un Congreso de realizar elecciones de la directiva nacional a voto universal. En el reciente Congreso Extraordinario nuevamente se desconoce dicho mandato.

Ante el carácter ilegítimo, anti estatutario e ilegal con que la actual directiva de la CUT aspira a cubrir con un manto de legitimidad mantener el control de la central en beneficio no precisamente de las bases de la organización, la CONFUSAM reitera su decisión de no participar en dicho proceso eleccionario a voto indirecto, carente de las mínimas garantías de un acto electoral transparente, legal y democrático.

Además de reiterar decisión de abstenernos de participar en las próximas elecciones, hacemos un llamado a las bases de la CUT a no hacerse parte de un evento a todas luces irregular y que sólo contribuirá a profundizar la ya compleja situación de la central.

Chile necesita una CUT democrática, transparente y autónoma de las tiendas políticas que históricamente han controlado sus destinos. Las y los millones de trabajadores del país requieren con urgencia una organización al servicio de sus demandas por un Chile más justo y lo que hoy existe, claramente no da el ancho.