Sigue Paro Nacional CONFUSAM

Sigue Paro Nacional CONFUSAM 7 y 8 de Noviembre a la espera de conocer contenidos Veto Aditivo y su trámite legislativo,

DECLARACIÓN PÚBLICA

Santiago, 06 de Noviembre de 2016.

El Gobierno sufrió en la Cámara de Diputados una derrota política sin precedentes durante el trámite legislativo del proyecto de ley de reajuste salarial y otros beneficios para las y los funcionarios públicos. En la votación en tercer trámite constitucional de la iniciativa enviada al Congreso sin acuerdo con las organizaciones de trabajadores, la postura del Ministerio de Hacienda fue rechazada por 97 votos en contra, ninguno a favor y 12 abstenciones, marcándose así un hecho sin precedentes en la historia legislativa. Coherentemente con dicha derrota, en la Comisión Mixta se rechazó la propuesta del Ejecutivo en materia de reajuste salarial y bonos.

Después de un traspié de la envergadura señalada, era de esperar que el Gobierno buscara una fórmula para superar el impasse, desde la certeza de tener que resolver le problema creado por el rechazo que dejaría sin reajuste a su propio personal. De acuerdo a trascendidos de prensa, la Presidenta Bachelet habría optado por enviar un veto aditivo al Parlamento, fórmula que se concretaría el próximo Martes 8 de Noviembre, mediante el cual, se repondrían los artículos rechazados en las mismas cifras, es decir, con los mismos montos que dieron origen al rechazo.

De ser del modo descrito, lo más coherente sería que dicho veto sea rechazado por cuanto, aprobar una indicación que repone los artículos objetos del rotundo fracaso solo podría ser calificado de incoherencia suma, razón por la cual, desde ya, hacemos un llamado a las y los legisladores a mantener su rechazo a una indicación que pretendería reponer por la vía del veto montos iguales a los que dieron pie al fracaso del Gobierno.

En las circunstancias descritas, las organizaciones que integran la mesa del Sector Público reunidas el pasado Viernes 4 de Noviembre acordaron por unanimidad mantener el proceso de movilizaciones durante los días 7 y 8 de Noviembre, con las mismas características de desarrollo de la acción que las aplicadas hasta la fecha.

La situación creada por la tozudez de Hacienda al pretender imponer cifras de reajuste y bonos que le ayuden a compensar el déficit presupuestario creado por el desbalance entre ingresos y gastos generados por propia iniciativa, es de una complejidad extrema y su solución exige espacios de diálogo orientados a buscar en conjunto una solución negociada con las y los dirigentes gremiales del Sector Público.

Pese a lo ya ocurrido, no podemos dejar de manifestar nuestra disposición a retomar un diálogo democrático con las autoridades a fin de superar un conflicto prolongado que produce serios trastornos a miles de personas que requieren de nuestra labor y que no han podido recibir en el contexto de la movilización en curso.

Como es lógico de entender, la superación del conflicto supone aunar voluntades, la nuestra ha estado permanentemente no pudiéndose decir lo mismo de las autoridades de Gobierno que han desoído todos nuestros llamados a resolver en conjunto el problema y lamentablemente, ello no ha ocurrido y peor aún, ante su incapacidad de resolver las diferencias democráticamente, en los últimos días han incurrido en la práctica de la represión, la amenaza y la intimidación, cayendo en total contradicción con el discurso pro democracia manifestado y reiterado por la Presidenta Bachelet y su equipo ministerial.