CONFUSAM informa – Coronavirus (COVID-19)

COMUNICADO DE PRENSA FASE IV CORONAVIRUS

al cual era previsible, Chile se encuentra ya en la Fase 4 del abordaje del Covid-19, etapa que impone medidas mucho más drásticas a fin de evitar que la propagación de la enfermedad adquiera magnitud tal que implique un número no menor de muertes en los grupos de mayor riesgo, es decir, adultos mayores y personas con enfermedades pre existentes. Si bien algunos podrían criticar en más o en menos el rigor de las medidas tomadas, lo importante es hacerse cargo de las distintas experiencias vividas en distintos países en los que frente al mismo problema, se tomaron en distinto tiempo diferentes medidas, dejando en claro que los menores daños se obtienen en la medida en que se toman decisiones más drásticas a la mayor brevedad, como lo fue en el caso de China o de Corea del Sur, situación que se vive de manera muy distinta en países como Italia y Francia.

Como CONFUSAM, reiteramos nuestro firme compromiso con la salud de la gente y entregaremos nuestro mayor y mejor esfuerzo para enfrentar esta compleja contingencia. Sabemos que somos la PRIMERA LINEA en la lucha contra el Coronavirus pero además, estamos conscientes que en los próximos días, junto a Covid-19, tendremos una mayor demanda asistencial producto de las enfermedades propias del invierno, condición que supondrá una sobrecarga laboral extrema para el personal de salud. De hecho, ya en el primer día de la Campaña de Vacunación contra la Influenza, nuestros establecimientos se han visto copados por una gran cantidad de usuarios que concurren a vacunarse, generando colapso en más de algún caso.

Ante este escenario de extrema complejidad, como CONFUSAM reiteramos nuestro compromiso con la misión que se nos ha encomendado como personal de salud y hacemos un llamado urgente al Gobierno central a tomar ya medidas que permitan enfrentar a tiempo el desafío que nos impone la realidad actual.

Nos parece fundamental que la autoridad priorice la salud y vida de sus habitantes por sobre los impactos económicos. Con ello es relevantes se decrete el cese el funcionamiento de unidades laborales y productivas prescindibles en estos momentos. Se evalúe la continuidad y/o forma de funcionamiento del transporte público, especialmente del metro en la ciudad de Santiago.

La especulación con los precios de productos de primera necesidad en salud para esta situación es ya un hecho, razón por la cual exigimos al Gobierno imponer el control de precios en todas las cadenas de farmacias del país y si fuera necesario una modificación constitucional, exigimos al Parlamento que resuelva a la brevedad los cambios legales requeridos para el control de precios de insumos de salud.

La salud en Chile debe ser la prioridad para todas y para todos quienes habitamos el país y especialmente para las autoridades. Las y los trabajadores de salud estamos conscientes de nuestro rol, por ello es que hoy más que nunca demandamos cuidar y proteger al personal sanitario y dotar de todos los recursos materiales a los dispositivos de salud. El Gobierno debe destinar a tiempo todos los recursos humanos materiales necesarios. Recursos que además de insuficientes, a la fecha presentan demoras administrativas de transferencias con lo que se agudizan las dificultades para las Entidades Administradoras de Salud Comunal y para las condiciones laborales del personal sanitario.

A lo largo de la historia de Chile, la salud pública ha sido motivo de gran orgullo para el país producto de nuestra capacidad para resolver desafíos sanitarios que otros países, con mayores recursos, aún no son capaces de resolver satisfactoriamente. Nuestros logros sanitarios se explican en lo fundamental, por el compromiso de miles de trabajadoras y trabajadores de salud, auxiliares, administrativos, técnicos y profesionales que formamos los equipos de salud y ante este nuevo y probablemente el mayor desafío sanitario del país en décadas, reiteramos nuestro compromiso con la salud de la gente.

 

DIRECTORIO NACIONAL CONFUSAM

Noticias e Información de utilidad COVID-19