Confusam saluda en el inicio de 2020 a quienes luchan día a día por una atención primaria más digna y justa para tod@s

Nuestro país nos sigue dando postales de unidad y de persistencia en la lucha por un país distinto, más humano, igualitario y justo. A pesar del dolor que inunda muchas familias que han sufrido el daño de la represión y de la frustración por la tardanza de los cambios, anoche se vivieron en muchos barrios de Santiago y regiones instancias comunitarias de solidaridad que nos conectaron con l@s vecin@s o con quienes no conocemos,  ese es el Chile que despertó y que no bajará los brazos. Así lo dicen las encuestas, la calle y las redes sociales anunciando nuevas formas de expresión para los próximos meses.

Por lo anterior, tenemos la convicción de un 2020 lleno de esperanza, porque la semilla ya está echada y se fortalece en cada corazón que ha vencido al individualismo y que quiere justicia para tod@s quienes habitamos esta tierra.

La Confusam como gremio y como casa de tod@s nuestr@s socios y dirigent@s, entrega este saludo fraterno de cariño y agradecimiento por las expresiones de apoyo en la lucha  por un país mejor. Nos espera un año complejo desde los ámbitos político y económico, donde nuestra fuerza y unidad serán puestos a prueba por quienes detentan el poder para doblegar al mundo social. No obstante, estamos segur@s que la decisión de millones se impondrá como una verdad irrefutable a la hora de exigir los cambios estructurales que nuestro país necesita en forma urgente; nueva constitución por AC, no + AFP, un sistema único de salud y una reforma tributaria que brinde estabilidad y dignidad para tod@s.

En este sentido, el próximo hito que nos aguarda en este 2020 es el 8M, que debe convocarnos como un gran llamado a la calle y a la acción. Ahí estaremos quienes luchamos día a día por una mejor salud y una mejor vida para nuestr@s compañer@s. A tod@s ell@s un abrazo de aliento y esperanza para este año que recién despunta.