Confusam acude en apoyo de tres socias que lo perdieron todo en incendio de Valparaíso

Las imágenes son desoladoras, no sólo por la tragedia que representan, sino también porque son recurrentes. No es la primera vez que los vecinos de los cerros de Valparaíso deben salir arrancando para salvar sus vidas, perdiéndolo todo en siniestros provocados por el hombre.

Esto es lo que le sucedió a casi dos centenares de familias que habitaban las lomas y las quebradas de los cerros San Roque y Rocuant el pasado martes 24 de diciembre cuando las llamas arrasaron todo lo que tenían junto a sus viviendas.

Entre los damnificados hay tres funcionarias, socias de nuestro gremio que lo perdieron todo. Sus casas, donde habitaron más de treinta años, muebles, recuerdos, fotografías, todo se lo llevó el fuego, menos la vida.

Gabriela Flores, Presidenta de la Confusam, junto al Tesorero Nacional, Claudio Jiménez, la Presidenta de la Federación de Viña del Mar, Paola Muñoz y otr@s dirigent@s de la Quinta Región, acudieron hoy a visitar a las socias afectadas por el siniestro para entregar la ayuda que dispone nuestro gremio en caso de catástrofes.

“Es donde demostramos que si estás en Confusam, no estás solo, porque estamos entregando el aporte de tod@s l@s soci@s del país, que forman esta gran familia que es nuestro gremio, que acude cuando más lo necesitan. En estos casos vemos que donde habían hogares hoy solo hay radieres de cemento, porque ha quedado nada, la Confusam debe seguir apoyando a nuestras compañeras”, indicó la Presidenta Flores.

Para continuar movilizando más recursos para la reconstrucción de los hogares perdidos por el fuego, el Directorio Nacional levantará durante la próxima semana una campaña voluntaria de recolección de fondos a lo largo del país. Más información sobre esta cruzada será enviada a la brevedad a través de las federaciones regionales.

Con respecto a esta tragedia que afecta una vez más a Valparaíso, es de suma importancia declarar que la desigualdad y la desidia de gobiernos que durante décadas han ignorado las necesidades de las personas que habitan sus cerros son responsables de lo que ha ocurrido. Nuestro gremio exige juicio y castigo para los ejecutores directos de este siniestro y para quienes han negado la dignidad a sus habitantes durante décadas.