Este 11 de septiembre reivindicamos la memoria como activo de nuestra lucha


Hoy, la Confusam recuerda y honra a l@s luchadores sociales que ya no están con nosotr@s y que entregaron todo por construir un Chile más justo y una salud pública más digna en un país enormemente desigual. También conmemoramos el dolor y el daño ejercido en miles de trabajador@s que lucharon por sus derechos y que fueron víctimas de la más brutal represión del Estado, ejercida por la dictadura.

La memoria no es un espejo del pasado, es un ejercicio consciente gatillado por las condiciones actuales de vida de las personas. Es por esto que hoy, cuando el gobierno ha iniciado una escalada en las acciones represivas contra las manifestaciones ciudadanas, nos parece imprescindible traer a la memoria todo el horror de ese día de septiembre y de los que vinieron, cuando nuestro país se llenó de oscuridad y dolor.

Es entonces cuando los sindicatos nos transformamos en lo que llaman las “fuerzas vivas” de la sociedad civil, cuando alzamos la voz para indicar que aquello que ocurre no se puede permitir porque es un flagelo que afecta severamente la convivencia de la nación. Nadie quisiera nunca repetir aquella historia y es por eso que no podemos permitir que el Estado vuelva a apuntar sus armas contra las y los ciudadanas que están ejerciendo su legítimo derecho a expresión. Ningún gobierno es elegido para esto.

¿Y por qué debemos expresarnos?, para contestar esta preguntarse la memoria nos trae el país que fuimos antes de 1973 donde Chile declaraba que las personas debían estar por sobre los intereses económicos de unos pocos, en un contexto de extrema desigualdad y pobreza. Hoy, a 46 años del golpe de Estado, Chile continúa siendo un país que lidera los rankings de desigualdad, en el que la riqueza sólo crece para una elite y las conquistas de aquell@s luchador@s sociales se ven  amenazadas por la precarización del Estado y el deterioro de las condiciones del trabajo. Claramente en el Chile de hoy sólo han cambiado los rostros y los nombres, pero las razones por las que debemos salir a la calle a exigir más justicia y dignidad siguen siendo las mismas.

Es por esto que hoy 11 de septiembre de 2019, la Confusam reivindica el derecho a expresarse en la calle, lugar donde seguiremos defendiendo la salud pública y el trabajo digno como principales bastiones de lucha. Asimismo, rechazamos la escalada de violencia que está ejerciendo el gobierno en contra de las y los trabajadores, rememorando los tiempos de un país sumido en la peor dictadura. Somos claros, no lo permitiremos!!