Confusam saluda a todas y todos quienes construimos día a día la salud primaria de Chile

Hoy 6 de septiembre, el mundo celebra el Día de la Atención Primaria, conmemorando la realización de aquella conferencia fundacional del año 1978 en Kazajistán, específicamente en la localidad de Almá Atá, donde se validaron las brechas de salud del mundo y se levantaron las bases del modelo como la estrategia para llevar dignidad y salud a la humanidad, sobre todo a las comunidades más vulnerables.

Hoy, a 41 años de esta reunión patrocinada por la OMS/UNICEF y organizada por la entonces Unión Soviética, las condiciones de desigualdad del mundo se han agudizado, la falta de voluntad política de las naciones junto a la creación de sistemas de salud mixtos en donde el capital privado usufructúa de los recursos públicos y la precarización del Estado, han obstaculizado el cumplimiento del mandato fundacional de aquella cita.

Sin embargo, el diagnóstico de la situación de salud de hace 41 años y las respuestas planteadas en aquella jornada permanecen casi intactas resonando como un mensaje urgente en nuestros días.

Hoy, como hace 41 años, el sistema mixto de salud sigue jibarizando al Estado, traspasando recursos públicos a manos privadas, restringiendo el acceso a una salud de calidad para la mayoría de las y los chilenos.

Hoy, como hace 41 años, la pobreza y la indignidad siguen aumentando, marginando a millones de personas del sistema sanitario, relegándolas a vivir con el dolor y la enfermedad en el silencio, formando guetos de pobreza, sin servicios básicos ni condiciones de sanidad.

Por estas razones, y tal como en Almá Atá, exigimos la salud como un derecho inalienable y conminamos al gobierno y a la clase política a cumplir con aquel mandato comprometido por las naciones hace más de cuatro décadas. Las y los trabajadores de la APS de Chile, quienes hemos mantenido los estándares y los indicadores de nuestro sistema sanitario con nuestro compromiso, defendiendo la salud pública como nuestro principal bastión, a pesar de los obstáculos, seguimos manteniendo toda la convicción en esta lucha.

Hoy es un día de celebración por el trabajo de 41 años sosteniendo un ideal, una convicción y una pasión por nuestro trabajo, que se funde con el cariño por nuestro pueblo y su gente. Pero también es un día de conmemoración para recordar a quienes nos han inspirado en este camino para reflexionar sobre esta lucha, que debemos dar en el Cesfam y en la calle, burlando la represión de Estado, que en estos días arrecia. Arriba l@s que luchan compañer@s, y recuerden que la historia es nuestra!!!!