Juan Moreno, presidente Sindicato Interempresas Walmart Chile: “Hoy perdemos el trabajo por la tecnología”

El anuncio de automatización de procesos en las cajas y  de multifuncionalidad para los trabajadores de Walmart, ha puesto en primera plana la pérdida de puestos laborales y precarización del trabajo en el país,  producto de la masiva incorporación de tecnología. Hoy, el centro de la negociación colectiva en la sección chilena de esta trasnacional versó ya no sobre el sueldo, sino sobre el presente y futuro del trabajo.

“La automatización uno la veía con más claridad en la banca y en los centros de salud. En 2017 firmamos un acuerdo de productividad y transformación con la empresa. Pero un día nos encontramos con que estaban instaladas las cajas automáticas y, al otro día, otra innovación, y así. Eso violenta a los trabajadores porque ni siquiera se conversó con la organización sindical. Hoy perdemos el empleo por la tecnología y tenemos que sumar que vivimos más y la jubilación es pésima. Por eso creo que se va a levantar una revolución contra la automatización.”

-¿Hace cuánto comenzó la automatización en la empresa?

-El proceso de automatización corresponde al cambio en el proceso de atención. Antes, en el local, había un carnicero de oficio y ahora solo existe el reponedor. La carne proviene de una planta donde contrataron gente sin experiencia, pero donde existe mucha tecnología. Las máquinas cortan la carne y las personas se ocupan del embalaje.

Allí trabaja mucho migrante que gana el mínimo, labora en tres turnos y sin acceso a los mismos beneficios que el resto de los trabajadores. Es un ahorro en costo tremendo. La carne es ahora como un tarro que se repone: ¡Mataron el oficio de carnicero! Lo mismo ocurre con los panaderos que hoy pesan, cuecen el pan, reponen y atienden público.

En los supermercados hay dos tipos de cajas automáticas y también  máquinas que cuentan la plata. Para que opere este sistema debe existir una multifuncionalidad de cajeras. Eso lo desechamos porque vimos riesgo para 3 mil empleos. En los supermercados del país laboran  150 mil trabajadores y el sesenta por ciento son mujeres jefas de hogar; Walmart tiene el 42 por ciento del mercado. El retail es el patio trasero de la economía.

-¡Walmart está combinando trabajo precario con automatización  para aumentar sus ganancias?

-El cuarenta por ciento de las jornadas son de 45 horas y el sesenta restante corresponde a jornadas de 30, 20,  18 y 16 horas bajo una estructura flexible. La empresa ve cuánta gente necesita que opere en sala y hace los ajustes para que estén a las horas peak. Hoy una jornada la hacen tres personas y la carga laboral es tan pesada que las mujeres tienen prolapsos, tendinitis y hasta pérdidas por el esfuerzo.

Las cajeras ganan 320 lucas por 45 horas, y  buscan seguir bajando el costo de planilla con automatización y multifuncionalidad. Por eso incluimos en esta negociación colectiva  la multifuncionalidad. Es decir, que paguen  si quieren cambiar los contratos. Vemos la intranquilidad y preocupación de nuestra gente ante los cambios; muchos temen despidos por la automatización, otros resienten los cambios en sus funciones.

¿Cómo opera la multifuncionalidad?

-La automatización  no se ha evidenciado aun en Chile como debiese, porque nos han vendido la idea de que vamos a estar como en Estados Unidos. Pero esto solo va generando  empobrecimiento,  trabajo informal y cesantía. Le hemos dicho a la empresa que no hablemos de reajuste  sino de cuánto está dispuesta a pagar para que este cambio de procesos funcione,  porque no vamos a ceder.

A Walmart se le arruinó la compra de Cornershop, pero no quieren perder el omnicanal. Por eso, están instalando en los supermercados un concepto que se llama pickup donde pides por teléfono y retiras en el supermercado. Quieren que vendas por internet, que despaches, atiendas cajas y repongas. Pero todo tiene un límite porque eso trae  enfermedades profesionales y mentales. Queremos ser parte de la definición del cargo. Entonces, a las personas no se las mandará a cualquier parte porque diremos cuál es su nicho. La multifuncionalidad tiene que estar muy bien descrita porque es  una línea muy delgada.

Para enfrentar este proceso, el Estado debe jugar un rol importante ¿Cuál es la postura del Gobierno?

– El ministro del Trabajo ha dicho que espera que se arregle todo y que ellos no se pueden meter en las negociaciones de privados. Le dije que esto le compete al Gobierno porque habrá 3 a 4 mil cesantes más, gente que se empobrecerá.

Los trabajadores del comercio tienen sueldos muy precarios y es el tercer sector más grande en empleo con 1,6 millones. Esta cifra se ha venido reduciendo en los últimos años por la automatización y el Gobierno no ha hecho nada para abordar esta situación.

Soy vicepresidente de ChileValora, en representación de la CUT,  que es el organismo que certifica competencias. Y la empresa  ha dicho que se hará un programa de capacitación para los que  salgan. Les pedí el programa y  se trata de 32 horas en banquetería y eso apenas te alcanza para aprender a hacer masas de sopaipillas; igual en coctelería y también harán cursos para obtener licencia clase A. O sea, pondrán en práctica lo mismo que en Coronel. Con esa cantidad de horas y esos cursos no se desarrollan competencias. Y, más encima, la capacitación la pagamos todos porque esa plata se la devuelven a la empresa porque usa código Sence.

-¿Qué harán los trabajadores?

Nuestro sindicato interempresas representa a 17.200  de los cincuenta mil trabajadores que tiene Walmart. Ellos se desempeñan en Acuenta, Hiperlíder, Líder express, Ekono y Central Mayorista y estamos todos articulados. Saben que puede ser su última pelea y prefieren perder peleando que entregados.

Queremos que los que se vayan, se vayan con plata y que quienes pasen a la multifuncionalidad reciban un 4 por ciento más. Se trata de 12 a 15 lucas, que no es nada para hacer una pega más, pero esa pega estará definida porque seremos parte de la definición del cargo.

Esta huelga puede ser histórica y el público ha empatizado con nuestra demanda porque viven situaciones semejantes. Walmart es una empresa que factura 500 mil millones  de dólares al año en el mundo y  320 millones de dólares en Chile. Es la empresa más pujante del retail, no es el negocio de la esquina.

INFUSAM Nº 32, AGOSTO 2019