Afusam Conchalí: ¡Bajo Presión!

Aunque en los periodos alcaldicios anteriores, habían conseguido el servicio de bienestar y otros beneficios, desde que asumió el alcalde René de la Vega y nombró como director de salud al kinesiólogo Rodrigo Fernández, la situación se ha hecho invivible para Afusam Conchalí. Dicen que el maltrato es pan de todos los días.

En un encuentro con sus pares de la federación norte, la directiva de la asociación base comentó que les cambiarían al director de salud y cuando dieron su nombre, fueron alertados de su mala fama en otras comunas del sector.

Pronto, cuenta la presidenta Gissel Vera, comenzaron a comprobarlo. “Cuando asume empezó a quitarnos las bonificaciones que no estaban en la ley y que eran acuerdos de directivas anteriores con las autoridades locales, pero que no estaban escritas. Las eliminó bajo el argumento de que la municipalidad es muy pobre”, afirma.

En sus primeras reuniones comenta la dirigenta que el directivo hasta la gritoneaba, y que como se lo hizo ver en reiteradas oportunidades, ahora opta por evadirla.

Hostigamientos

Desde que Fernández asumió el cargo a mediados de 2017, explica Gisel que son numerosos los funcionarios, despedidos, hostigados y que han recibido malos tratos: “los deja sin funciones y los anula”, agrega.

Cuenta, como ejemplo de su proceder, que la asociación base intentó negociar para que cambiaran a los tens de categoría, y su respuesta fue que no había recursos. Sin embargo, a inicios de 2018, se enteraron que sí había reconocido a toda los contratados durante su periodo: “Imagínate la situación de desmedro y discriminación que generó con los más antiguos. Y su respuesta fue que no se haría cargo de lo que se hizo antes”.

Posteriormente, para hacer efectiva la ley de regula las licencias que llevan más de 180 días, les envió cartas a unas 14 personas avisándoles que les harían un sumario para despedirlas.  “Fue tanto lo que peleamos esa situación, que conseguimos que no se desvinculara a nadie, pero el miedo a que fueron sometidos los funcionarios no se lo doy a nadie, algunos incluso estaban cursando graves enfermedades”.

Otra de sus ideas fue cambiar la carrera funcionaria y lo amenazaron hasta con un paro logrando que echara para atrás la medida. Pero se desquitó con Gissel, dejándola sin las horas que hacía como honorario en un sapu de la comuna.

Próxima denuncia

Finalmente la asociación base llevó el caso a la inspección del trabajo y participaron de una mediación, la cual no llegó a buen puerto y ahora se prepara una denuncia por los malos tratos y persecución.

El problema mayor parece ser que el comportamiento de este directivo no es casual, sino que correspondería a un estilo de la actual administración. Tanto dirigentes de los trabajadores municipales como de los profesores han realizado denuncias, y algunos concejales se han referido al manto de protección que tiende el alcalde sobre su equipo de gestión.

Asociación de funcionarios de salud municipal de Conchalí

Presidenta: Gissel Vera

Secretario: Hernán Carreño

Tesorero : Manuel Pitrón

Directoras: Natalia Mosquera y Rocío Carvajal

Soci@a: 302 socios

Fundada en 1995

REVISTA INFUSAM Nº 31, junio 2019