Nuevo compromiso mundial con la Atención Primaria de la Salud para todos en la conferencia de Astaná 2018.

La Declaración de Astaná señala el camino para alcanzar la cobertura sanitaria universal, 40 años después de la Declaración de Alma-Ata sobre atención primaria de salud

25 de octubre de 2018

Comunicado de prensa
Astaná (Kazajstán)

Varios países de todo el mundo han aprobado hoy por unanimidad la Declaración de Astaná, en la que se comprometen a fortalecer sus sistemas de atención primaria de la salud como paso esencial para lograr la cobertura sanitaria universal. La Declaración de Astaná reafirma la histórica Declaración de Alma-Ata de 1978, en la cual los dirigentes mundiales se comprometieron primera vez con la atención primaria de la salud.

«Hoy en día no hay salud para todos. Solo algunos tienen acceso a la salud», ha señalado el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Es nuestra solemne responsabilidad garantizar que la declaración de hoy sobre la atención primaria de la salud permita que todas las personas, en todas partes, ejerzan su derecho fundamental a la salud».

La Declaración de Alma-Ata de 1978 sentó las bases de la atención primaria de la salud, pero los progresos realizados desde entonces han sido desiguales. Al menos la mitad de la población mundial carece de acceso a los servicios sanitarios básicos, incluida la atención de las enfermedades transmisibles y no transmisibles, la salud maternoinfantil, la salud mental y la salud sexual y reproductiva.

En palabras de Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF, «aunque el mundo es hoy un lugar más saludable que nunca para la infancia, cada año fallecen cerca de 6 millones de niños y niñas durante sus primeros cinco años de vida, en su mayoría por causas prevenibles, y más de 150 millones sufren retraso en el crecimiento. Nosotros, como comunidad mundial, podemos actuar para cambiar esta situación, acercando los servicios de salud de calidad a quienes los necesitan. En eso consiste la atención primaria de salud».

La Declaración de Astaná se inscribe en el creciente impulso mundial para aumentar la inversión en la atención primaria de la salud a fin de alcanzar la cobertura sanitaria universal. Las intervenciones sanitarias se han focalizado de forma mayoritaria en enfermedades concretas en lugar de fortalecer los sistemas de salud con un enfoque integrador, una deficiencia que se ha puesto de manifiesto en varias emergencias sanitarias ocurridas en los últimos años.

Por su parte, Yelzhan Birtanov, Ministro de Salud de la República de Kazajstán, explica: «La adopción de la Declaración en esta conferencia mundial celebrada en Astaná marcará nuevos rumbos para el desarrollo de la atención primaria como base de los sistemas de atención sanitaria. La nueva Declaración refleja la obligación de los países, las personas, las comunidades, los sistemas sanitarios y los asociados de velar por la salud de las personas mediante una atención primaria de la salud sostenible».

La OMS y el UNICEF prestarán apoyo a los gobiernos y la sociedad civil a poner en práctica la Declaración de Astaná y los alentarán a apoyar la iniciativa. Además, ayudarán a los países a examinar la aplicación de la presente Declaración, en cooperación con otros asociados.

Ver declaración : Declaración de Astaná

LEAVE A REPLY