En Paredones, VI Región, autoridades de salud comunal amenazan con despido a funcionarios de rural, tensionando el clima laboral.

DECLARACIÓN PÚBLICA

 Rancagua, 28 de septiembre de 2018

Durante las últimas semanas nos hemos enterado de sucesos del todo irregulares en la salud primaria de la comuna de Paredones. Un problema de índole técnico ha llevado al malestar de la población usuaria de postas de salud y servicio de urgencia rurales. La problemática lejos de haberse aminorado ha experimentado un recrudecimiento que no ha sido manejado de la mejor manera ni en los medios de comunicación local ni tampoco en las sesiones de Concejo Municipal.

En nuestra legislación, la prescripción de medicamentos hacia una persona ha sido definida en el Decreto Supremo del MINSAL Nº 466 de 1984, como la orden suscrita por médico cirujano, cirujano dentista y matrona o cualquier otro profesional legalmente habilitado para hacerlo, con el fin de que una cantidad de cualquier medicamento o mezcla de ellos sea dispensada conforme a lo señalado por el profesional que la extiende.

Sin ir más lejos, el artículo 117 del Código Sanitario y el artículo 37 del Decreto Supremo del MINSAL Nº 466 de 1984, indican que los médicos cirujanos se encuentran habilitados legalmente para prescribir todo tipo de medicamentos, en cambio los cirujanos dentistas sólo pueden prescribir aquellos que sean necesarios para la atención odontoestomatológica, y las matronas sólo aquellos medicamentos necesarios para partos normales.

Lo anteriormente expuesto entrega lineamientos claros en relación a la prescripción de medicamentos en nuestro país: sólo tres tipos de profesionales están legalmente habilitados para hacerlo y cada uno en sus respectivos ámbitos de acción en salud.

Consecuentemente, es evidente que los Técnicos en Enfermería de Nivel Superior (TENS) no están facultados para prescribir ni administrar medicamentos sin la indicación de los profesionales antes mencionados, con el fin de proteger la vida y salud de los usuarios de la comuna.

Hemos observado algunas medidas coherentes con la problemática como la reciente contratación de 22 horas de médico para cubrir las necesidades del Servicio de Urgencia Rural (SUR) y aumentar la cobertura de atención. Medidas que vayan en esta línea cumplen con la normativa y protegen los derechos y deberes tanto de los funcionarios como de los usuarios de la comunidad.

Paralelo a medidas como las precedentes, nos hemos enterado de amenazas de despidos por parte de autoridades comunales en contra de aquellos funcionarios que no están legalmente habilitados para prescribir medicamentos y que han tomado la sensata decisión de no hacerlo. Este tipo de situaciones han alterado negativamente el ambiente laboral del sector salud y la Federación Regional lo repudia totalmente.

Como organización estamos al tanto de todas y cada una de las novedades que ocurren en torno a este tema. Frente a cualquier acción irregular que se lleve a cabo en contra de los funcionarios de la salud, estamos preparados para interponer las acciones judiciales pertinentes para defender los derechos de todos aquellos que sean víctimas de hostigamiento o vean afectada su salud psicoemocional y estabilidad laboral.

Hacemos un especial llamado a la población paredonina para que se informe adecuadamente y brinde el debido apoyo a los funcionarios de la salud que cada día dan lo mejor de sí mismos para recuperar y mantener la salud de todas las personas que acuden a los distintos servicios que ofrece la salud primaria municipal.

Un afectuoso saludo a la comuna de Paredones y a sus funcionarios de salud.

Ivania Luengo Durán

Presidenta

Federación Regional de Asociaciones de Funcionarios

de Atención Primaria de Salud Municipalizada

 de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins

 secretariaferefusam@gmail.com

LEAVE A REPLY