Esteban Maturana Doña, vicepresidente Confusam: “UN TREMENDO ORGULLO Y SATISFACCIÓN”

¿Qué siente hoy tras estar más de 20 años al mando de la Confusam?

– Haber sido presidente de la organización desde sus años mozos, desde la Coordinadora,  es un tremendo orgullo y satisfacción por la tarea desempeñada. Nos  tocó ser la cara visible  de un proyecto que -en sus orígenes- planteaba devolver los consultorios a los servicios de salud, pero que en el camino se transformó en salud municipal. Un sector bastante venido a menos en los años ochenta. Los trabajadores y trabajadoras eran los más mal pagados y hemos pasado  a ser privilegiados en el sector público,  llegando a ser una organización muy potente que partió desde la nada.

Cuando recibimos la Coordinadora no teníamos ni siquiera un teléfono. Eso nos hizo capaces de modificar nuestro estado, porque es en las peores condiciones donde surgen las fuerzas del ser humano y de los colectivos. Dimos una lucha sostenida obteniendo nuestro primer gran triunfo, como fue el estatuto de atención primaria, norma administrativa que es la más moderna del país y que permite tener una carrera funcionaria de verdad.

Logramos tener esta organización, que partió con 7 mil socios y cinco federaciones y hoy somos más de 40 mil asociados en 27 federaciones; además, tenemos casa propia. Recibimos una tesorería con 25 mil pesos y ahora se entrega con cientos de millones, lo que demuestra el trabajo realizado.

-¿Cómo se está dando la coordinación interna en este Directorio?

-Este Directorio recién está partiendo. Todavía estamos en la fase de asentar la nueva correlación de fuerzas. Es una directiva con personas nuevas como Natalie Mege, joven dirigente de Ferfusam IX Región así como Carlos Mena, de la misma federación, y Marcos Vargas, de la Sexta Región, quienes vienen con todas las energías del mundo. Es difícil evitar la tentación de inventar la pólvora,  pero se cumplió una condición esencial como es que todas las organizaciones tiene que vivir procesos de cambio.

Es importante incorporar savia nueva y nuevas visiones y también combinarlo con gente con experiencia y mayor conocimiento, ambas miradas se tienen que equilibrar. Ese proceso requiere sus plazos, pero todos tenemos clara nuestra responsabilidad: debemos conducir una organización que es de las más importante en el país  bajo un gobierno de fuerte impronta empresarial.

-¿Cuáles son los desafíos en este nuevo gobierno de Piñera?

–  Estamos conviviendo con una de las crisis más graves de la salud pública en nuestro país, y las  soluciones que se plantean no las compartimos. También hay desafíos no menores respecto a protocolos de acuerdo que no se han respetado. Estamos lamentando la muerte de otra persona que debió recibir su incentivo al retiro y que murió antes, porque las autoridades no han respetado plazos ni acuerdos.  A estos  desafíos se suma  “No más AFP” con más fuerza, en el contexto de una situación económica mundial compleja. La guerra comercial entre China y Estados Unidos puede traer sorpresas muy desagradables a quienes están a punto de jubilar.

REVISTA INFUSAM Nº26, agosto 2018

LEAVE A REPLY