CONFUSAM en Lolol, VI Región, logra condena a municipio por prácticas antisindicales

Municipio de Lolol fue condenado por “prácticas antisindicales”

– El gobierno local fue condenado por el Juzgado de Letras del Trabajo de Santa Cruz, debiendo dejar sin efecto los actos administrativos en contra del odontólogo Ítalo Torres y su asistente dental, Marlene Pérez; así mismo, se condenó al municipio a pagar una multa de 25 UTM más las costas de $500.000.

Gisella Abarca

Fotos Héctor Vargas

En julio del 2016 se conformó la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipal de Lolol (AFUDESAM).

“En julio del 2016 comenzamos 23 asociados y como gremio solicitábamos al alcalde que se retomaran las calificaciones anuales de funcionarios, que se realizaran reuniones de equipo mensuales, capacitaciones para los funcionarios para subir de grados, comenzamos a solicitar esto a través de documentos los que nunca fueron respondidos, así que solicité información por transparencia a nombre propio, hasta que se realizaron calificaciones, pero hechas de mala manera”, apuntó el dirigente de AFUDESAM Lolol, Ítalo Torres.

“A fin del 2016 salió reelecto Marcos Marín y viene todo un movimiento donde la gente comienza a restarse de las reuniones gremiales, pues era mirado como desleal pertenecer al gremio por miedo o por perder beneficios y nuestro gremio comienza a perder cuórum”, sostuvo Torres.

A juicio del dirigente sindical, eso habría sido una estrategia de parte del municipio local para desestabilizar el gremio que lideraba “En diciembre de 2016 contábamos con menos de 12 asociados y se empieza a sentir en el ambiente que iban a hacer una asociación paralela dirigida por el jefe del departamento de salud, mano derecha del alcalde y mi asistente dental, me avisa que vio estas reuniones. Luego, nuestros asociados fueron poco a poco presentando cartas de renuncia y frente a eso comencé a presentar documentos en la Inspección de Trabajo de Santa Cruz informando lo que estaba pasando y en pocas semanas el gremio quedó con 6 funcionarios, lo cual según ley, si quedan menos de 8 socios, es causal de disolución de asociación. El objetivo del municipio era disolver la asociación de funcionarios, quitarme el fuero y que se disolviera este gremio”, explicó Torres.

Agregó que, además “en octubre de 2016 retira a mi asistente dental Marlen Pérez y la ubican en otro puesto de trabajo alejada de todos con la tarea de tomar exámenes sanguíneos de 08:30 a 10:00 horas sólo los días martes, los otros días nada, solo cumplir horarios, un claro hostigamiento laboral”, apuntó Torres.

DEMANDA

Toda esta seguidilla de hechos desencadenó que la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipal de Lolol (AFUDESAM), interpusiera una demanda por prácticas antisindicales en contra de la municipalidad de Lolol. “Todo esto derivó a una demanda que interpusimos como gremio gracias a la asesoría de la Confusam O’Higgins y en mayo de este año se entabla la demanda por prácticas antisindicales en contra de la municipalidad de Lolol”.
El juicio se extendió por tres días y el 4 de julio se dictó sentencia por el Juzgado de Letras del Trabajo de Santa Cruz acreditando “las prácticas antisindicales, debiendo dejar sin efecto los actos administrativos a través de los cuales Ítalo Torres fue marginado de encargado de los programas dentales que lleva a cabo hasta el año 2016 y la orden de que la Asistente Dental que laboraba Marlene Pérez que retome sus funciones; así mismo, se condenará a la Ilustre Municipalidad de Lolol a pagar una multa de 25UTM más las costas de la causa, las que fijarán en la suma de $500.000”, dice el documento del Juzgado de Letras del Trabajo de Santa Cruz.

LEAVE A REPLY