No a la Violencia. Trabajo Seguro. PARO Nacional 30 de Mayo

DECLARACIÓN PÚBLICA

Santiago, 27 de Mayo de 2018.

En los últimos meses el país ha sido testigo de una escalada de agresiones y de violencia que ha afectado a trabajadoras y trabajadores de establecimientos de salud municipal tanto de atención diferida, como de atención de urgencias, problema que también se ha vivido en instituciones hospitalarias. Como se ha podido constatar a través de los medios de comunicación, no solamente se asiste a un incremento en el número de hechos de violencia que afectan a personal de salud, además se han conocido hechos de violencia inusitada cuyo ejemplo más dramático fue el ingreso de un sujeto armado a un SAPU quien a la vista de trabajadores y usuarios del servicio, asesinó a dos individuos que habían concurrido a solicitar atención de urgencia por lesiones recibidas previamente.

A ese hecho de extrema gravedad se suman otros actos de violencia tales como incendio de vehículos, apedreamiento de instalaciones sanitarias, portonazos a ambulancias, robos, etc., siendo de mayor preocupación actos que afectan directamente a personal en servicio consistentes en insultos reiterados, amenazas de muerte, llegándose en más de algún caso a agresiones físicas tan violentas como la que afectó a una dirigente de la CONFUSAM en Rancagua, víctima de un intento de homicidio por parte de un usuario.

Frente a tales hechos nuestra organización ya desde la administración anterior de la Presidenta Bachelet exigió al Gobierno tomar medidas para resguardar la seguridad del personal que se desempeña en servicios de salud, petición que fuera en lo formal acogida en un Protocolo de Acuerdos, pero en la práctica no llevó a ninguna medida en concreto, razón por la cual dicha demanda fue traslada al actual Gobierno dando paso a un nuevo acuerdo de reciente firma con las actuales autoridades de salud.

En los últimos días hemos conocido nuevos casos de agresión de distinta naturaleza a personal de consultorios y SAPU en San Carlos, en Calama, en Lota y más recientemente en Arica, forzando a nuestro Directorio Nacional a tomar la decisión, ya debatida y aprobada en nuestra anterior asamblea nacional, de llevar a cabo una primera acción de protesta a  nivel de todo el país para exigir celeridad en las medidas que permitan garantizar la debida protección a las y los miles de trabajadoras y trabajadores de los equipos de salud de la Atención Primaria Municipal.

En consecuencia, nuestra organización ha convocado a sus bases en todo el país a un primer Paro Nacional de Actividades contra la Violencia hacia las y los trabajadores de salud, paralización que se llevará a cabo el próximo Miércoles 30 de Mayo del corriente con una duración de 24 horas y en las mismas condiciones en que se realizan todas nuestras paralizaciones de actividad, incluyendo Turnos Éticos.

LEAVE A REPLY