CONFUSAM advierte: una agresión más y reaccionaremos con movilización

DECLARACIÓN PÚBLICA

Santiago, 29 de Abril de 2018.

El pasado 22 de Abril del corriente un sujeto entró intempestivamente a un Servicio de Atención Primaria de Urgencias de la comuna de Hualqui en la VIII Región ingresando a uno de los box donde personal del establecimiento atendía a personas que concurrieron por presentar lesiones diversas, sin mediar palabras el sujeto disparó a dos personas que resultaron muertas por causa de los disparos. Al parecer, los hechos serían parte de un ajuste de cuentas entre narcotraficantes, situación que deberá ser verificada por las instituciones policiales correspondientes.

Los hechos en cuestión son para nuestra organización de la mayor gravedad por cuanto, como es de suyo lógico, el que alguien ingrese a un establecimiento asistencial armado y proceda a disparar en un recinto cerrado con personas que concurren a buscar atención y personal de salud en turno es una situación en la que se pone en riesgo extremo su integridad física, incluyendo sus vidas. Es de destacar que en dicho recinto, al igual que en la gran mayoría de los establecimientos de salud municipal, sean de urgencias o de atención diferida, se carece casi por completo de medidas que resguarden la seguridad del personal que en ellos se desempeña, como tampoco para las personas que concurren a demandar atención por cualquier causa.

La situación de Hualqui no es novedad para nada en salud, siendo notorios hechos recientes en Yobilo y Pitrufquén, que se suman a hechos anteriores también graves ocurridos en San Pedro de La Paz. En conclusión, si bien es cierto que la violencia es un hecho que desde siempre ha acompañado el trabajo en salud, particularmente en los servicios de urgencia, no es menos cierto que en los últimos años se ha asistido a un recrudecimiento de la violencia hacia personal de salud y en algunos casos con extrema violencia, como lo fuera el episodio vivido por una funcionaria de salud municipal de Rancagua, víctima de una violenta agresión por parte de un usuario que amenazó con quitarle la vida.

Para la CONFUSAM el tema adquiere ribetes de dramatismo mayor y exige respuesta de parte de quienes tienen la obligación de garantizar que nuestro personal realice su trabajo en condiciones seguras y así lo hicimos ver al Gobierno anterior sin lograr respuesta concreta pese a reuniones con autoridades del ministerio de Salud y del Interior, lo que determina que el problema sea hoy responsabilidad del actual Gobierno y así se lo hemos planteado, demandando respuestas concretas al problema. Siendo tal nuestra convicción, en nuestra Asamblea Nacional anterior resolvimos poner en alerta a nuestra base y ante lo ocurrido en Hualqui, el Directorio Nacional de la organización manifestó al Ejecutivo su decisión de, ante la eventualidad indeseada de un o una funcionario o funcionaria agredida o agredido, se responderá iniciando una movilización nacional hasta lograr respuestas concretas a nuestra demanda de trabajo en condiciones seguras.

Aprovechamos la presente para manifestar nuestra solidaridad con el personal de Canal 13 que, por razones de índole económica será despedido, entregando además la gestión del medio a un tercero externo extranjero. Apoyamos públicamente la lucha del sindicato de trabajadores de Canal 13.

LEAVE A REPLY