CONFUSAM está de duelo por Tirúa. Se depone Paro Nacional

DECLARACIÓN PÚBLICA

 

Santiago, 26 de Noviembre de 2017.

La familia CONFUSAM está de duelo ante la triste noticia del accidente en el sur de Chile que significó la pérdida de once vidas humanas, entre ellas, de cuatro funcionarias del CESFAM de Tirua, esperando que dicha cifra no se incremente dada la existencia de personas heridas de gravedad.

 

Respecto del tema de la fracasada negociación de ayer con el Gobierno, como era previsible, dados antecedentes aportados por un parlamentario ducho en estas lides, el Gobierno logró imponer en la mesa del Sector Público un Reajuste Salarial a la medida de sus criterios en línea con un modelo económico favorable a los intereses de unas pocas familias y de los dueños de los grandes consorcios empresariales que exigían un resultado acorde con los así llamados, equilibrios macroeconómicos, no dudando en ajustar las cuentas fiscales con cargo al bolsillo de sus propios trabajadores.

 

El 2.5% de Reajuste Salarial no es posible leerlo como un triunfo tal cual lo leen algunos dirigentes integrantes de la mesa del Sector Público por cuanto impone nuevamente la tesis que las y los trabajadores no tienen derecho a ser parte del crecimiento económico, derecho reservado solo a unos pocos. En efecto, esa cifra, equivalente a un 0.7% real, para un trabajador público con ingreso promedio de $400.000 le significa un mayor sueldo de $2.800 al mes, es decir, $94 diarios, una miseria que ni siquiera da para migaja. Si eso es para celebrar, invito a quienes así lo estimen a una reflexión un poco más seria.

 

En estos resultados que la CONFUSAM no respaldó con su firma, influyó por cierto la actitud del Gobierno que hizo lo que su lógica neoliberal le impone, sin embargo, para ello contó también con las favorables condiciones planteadas por una mesa incapaz por acción o por omisión de hacer lo que desde siempre toda organización sindical sabe que debe hacerse, es decir, haciendo uso de la movilización social y el diálogo, estrategia que tal como los hechos evidenciaron, fue desechada por la mayoría de las organizaciones que actuaron incluso echando pie atrás sin siquiera ruborizarse,  en acuerdos de movilización ya resueltos por la mayoría. A lo anterior se sumó como un pesado lastre que en el curso de la negociación se produjeron al unísono negociaciones de índole sectorial que como es de suyo lógico, alteraron las priorizaciones de la mesa. Una de tales negociaciones optó por privilegiar un acuerdo respecto del personal a contrata que no resuelve en lo absoluto el problema de la estabilidad laboral en lo público, solo posible de lograr exigiendo al Gobierno respetar su propia legalidad en términos del 80/20 referido a los % que deben respetarse en la composición de las plantas, relegando a un segundo lugar los objetivos más globales de la negociación.

 

En síntesis, para la CONFUSAM al término de esta negociación, la última del actual Gobierno, no hay nada que celebrar, muy por el contrario y solo esperamos que aquietadas las aguas, la mesa del sector Público, sus dirigentes, realice una evaluación a fondo del proceso y extraiga las lecciones correspondientes de cara a próximas negociaciones.

 

Dado el término de la negociación del modo señalado, la CONFUSAM sometió a debate y votación de sus federaciones en el país la opción de mantener o no el llamado a Paro Nacional de Actividades efectuado para caso de fracaso en las negociaciones. Realizado el debate y efectuada la votación, el resultado ampliamente mayoritario es que se depone el llamado a Paro Nacional de la APS municipal y se orienta a las bases en todo Chile a retomar la actividad laboral normal el Lunes 27 del corriente.

4 COMMENTS

  1. Me sumo al duelo por las víctimas del lamentable accidente en Tirúa y nuestras compañeras fallecidas, mis condolencias y un abrazo grande a sus familiares y amigos.

  2. En relación al miserable aumento del 2,5% otorgado por el gobierno al sector público y aceptado incondicionalmente por las diversas Asociaciones de funcionarios públicos, en principio sin la anuencia de Confusam, hago presente mi disconformidad, tanto por las migajas entregadas cómo limosna, cómo por la aceptación de la parte negociadora de los funcionarios , sin jugársela por mejorar la insignificante oferta. Seguimos aguantando la subvaloración del empleo por parte del estado.

LEAVE A REPLY