Municipales de Salud y Educación de la comuna de Lampa protestan por no pago sus de cotizaciones

Con fecha 23 de mayo de 2017, la dirigencia de la Salud y Educación de la comuna de Lampa, concurrió  ante la Contraloría General de la República para denunciar la apropiación indebida  de las remuneraciones, así como también el mal uso de recursos públicos de Salud y Educación.

Las y los funcionarios  de la  Educación y Salud de Lampa,  bajo la dependencia  administrativa común de la Corporación Municipal de Lampa, se han unido y movilizado ante la  grave deuda previsional que se mantiene desde el año 2013, y que a la fecha asciende a  $ 532.000.000 de pesos.

Hasta el presente,  no ha existido voluntad  de la  Alcaldesa  Graciela Ortúzar (RN) de dar respuesta  a esta deuda previsional que mantiene con sus más de 800 funcionarios y funcionarias y reparar así el grave daño patrimonial del que son víctimas. “Junto con lo anterior, debemos sumar además  la  deuda  de los  sistemas de Salud (Fonasa e Isapres) y también seguros de vida y caja de compensación”.

Por otra parte se  denuncia el mal uso  de los recurso destinados  a Educación específicamente Ley SEP, como también desvío de recursos  de Convenios de Salud, dineros  que han sido  utilizados para fines  distintos  a los establecidos.

Las y los  dirigentes  de ambos  sectores  presentaron además en días pasados ante la Fiscalía Norte, denuncia en contra la Alcaldesa Ortúzar,  por la responsabilidad que le conlleva su cargo de Presidenta de la Corporación Municipal. “Este un desafío legal  ya que  la Corporación Municipal de Lampa  se han convertido en un  nicho de mal manejo de  recursos públicos y  desprotección para su personal contratado bajo esa  dependencia”.

La alcaldesa admite la deuda, pero señala que esta ha disminuido año a año y no constituiría “un abandono de deberes”, pues se trataría de una “deuda histórica o de arrastre”. Asegura la contraparte, es una simple justificación debido a que la modificación de la Ley Orgánica de Municipalidades, realizada en abril de 2014, contempla que el notable abandono de deberes se configuraría “cuando el alcalde en forma reiterada, no pague íntegra y oportunamente las cotizaciones previsionales correspondientes a sus funcionarios”.

 

El grave daño previsional, aseguran las funcionarias municipales, les ha repercutido de manera directa en otros ámbitos. “Como el municipio tampoco paga los créditos en las cajas de compensación estamos morosos, pues existe un convenio entre la corporación y la cooperativa Coopeuch. Hay mucha gente en Dicom. No podemos postular a un subsidio, a crédito para estudiantes, la gente que está en isapres no puede hacer uso de sus planes”, cuenta Betzabé Castillo, dirigente de la salud en Lampa.

 

La dirigencia acusó a la alcaldesa de Lampa, Graciela Ortúzar, de desestimar la creación de una mesa de negociación, pese a que el propio concejo municipal de la comuna aprobó y demandó la instancia de diálogo para terminar con el conflicto.

LEAVE A REPLY