Confusam exige voto universal en la Cut

DECLARACIÓN PÚBLICA

Santiago, 22 de Enero de 2017.

Las anteriores elecciones de la CUT fueron un bochornoso espectáculo que solo contribuyó a incrementar la ya grave crisis de legitimidad y representatividad de la principal organización de las y los trabajadores del país. Tal fue el nivel de público descrédito que surgió a partir de un proceso electoral caracterizado por las “irregularidades” denunciadas incluso hasta por los propios incumbentes, que quienes “ganaron” se vieron obligados a constituir una directiva de transición, en la que el “ganador” se vio relegado a un cargo secundario producto de la alianza constituida entre las otras listas mayoritarias.

Ante el descontento generalizado de las bases, la directiva de transición optó por convocar a un Congreso Extraordinario express, evento que se desarrollará los días 27 al 28 de Enero próximos, con un número de delegadas y delegados que en su conjunto representan a menos de 200.000 socias y socios de la CUT, cifra inferior al 50% del padrón con el que se llevaron a cabo las elecciones previas que, según el Colegio Electoral Nacional, ascendería a 600.000 socias y socios. Este evento tiene por objetivo analizar eventuales reformas a los estatutos de la central a fin de modificar las formas de votación actual indirecta, para aprobar un mecanismo de voto universal.

Informaciones que circulan entre las CUT provinciales y otras instancias de la organización dan cuenta de la intención de lograr la aprobación en este congreso de un mecanismo de elección a voto universal, sin embargo, dicha modalidad sería aplicada en una elección posterior a otra que se realizaría en las próximas semanas, es decir, recién el año 2021, lográndose de esta forma “superar” la crisis generada en el proceso electoral cuestionado, manteniéndose una directiva no muy distinta a la actual dada la posibilidad de poder operar con relativa facilidad un proceso electoral con resultados que permitan a las listas políticas tradicionales mantener el control de la organización.

Frente a tales posibilidades, junto con denunciar públicamente las maniobras en curso, la CONFUSAM desde ya anuncia su rechazo a cualquier fórmula que pretenda evadir la urgencia de democratizar a la CUT mediante un proceso electoral a voto universal para definir este 2017 una nueva directiva que goce de la legitimidad que solo otorgan eventos eleccionarios transparentes y participativos. En caso contrario, de concretarse las pretensiones de quienes aspiran a mantener el control de la CUT de manera señalada, lo único que se lograría sería dañar de manera casi irreversible la legitimidad de la central.