Paulina Acevedo, Plataforma Chile Mejor sin TPP: “Sería un suicidio ratificar el Tratado”

Viernes, 11 de Noviembre de 2016 16:02

Poco saben chilenos y chilenas sobre el TPP,  pero si termina viendo la luz este acuerdo comercial -en esta versión o en otra futura-, subirá el precio de los medicamentos, se aplicará la Ley Monsanto sobre la semilla y tendremos muchas dificultades para ejercer nuestra soberanía  porque nos regirán tribunales especiales para controversias, proclives a las grandes trasnacionales, entre otros múltiples costos.

-Brevemente, ¿Qué es el TPP o Tratado Transpacífico?

-Es un acuerdo de carácter comercial suscrito por 12 países de  Asia-Pacífico y tres de ellos son de América Latina (Chile, México y Perú). Se negoció durante seis años (desde marzo de 2010)  y el 4 de febrero de 2016 se firmó el acuerdo final, que  debe ser ratificado por el Congreso con una mayoría simple. Para ser adoptado tienen que cumplirse  tres requisitos: Hay dos años para su entrada en vigencia, está previsto que sea  ratificado por, al menos, seis países (hasta ahora solo lo ha hecho Malasia); además, estos países tienen que sumar en conjunto un 85 por ciento del PIB colectivo.  De sus 30 capítulos  cinco o seis son sobre  comercio y en los restantes hay temas no abordados antes en tratados con este carácter. Esos capítulos adicionales tienen que ver con las compras del Estado, ámbitos como los derechos de propiedad intelectual, internet, medio ambiente…

-¿Por qué los  candidatos norteamericanos dijeron que de llegar a la Presidencia no lo apoyarán y, en cambio, Chile sigue insistiendo en que se ratifique?

-Tiene que ver con un oportunismo electoral y con una noción similar a lo ocurrido con el Brexit, de sentir que es una potencia económica y que no requiere de nuevos acuerdos.

En cuanto a Chile, hay una frase muy categórica que da cuenta de lo que piensa el Gobierno. Sostienen que el modelo de desarrollo de nuestro país los últimos 25 años, es de apertura económica a través de la suscripción de acuerdos de libre comercio, y que es considerado exitoso. Estoy citando  casi textual al  jefe de la Dirección  General de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería.

Chile tiene la mayor cantidad de acuerdos comerciales a nivel mundial (26 acuerdos con  64 países). Se acepta, entonces, como una práctica habitual que se debe continuar. Nosotros  hemos dicho que ya tenemos acuerdos suscritos con estos países y estamos pidiendo el  informe de beneficios económicos que no nos han querido entregar. El  jefe negociador, Felipe Lopeandía,  ha reconocido  que no debemos esperar  grandes cifras. Ya sabemos que el crecimiento económico que el TPP aportará a  Chile es exiguo.

-¿Crees que haya TPP si Estados Unidos no firma?

-Es muy probable que no haya sino está Estados Unidos ni Japón. El punto es que después surja otro tratado basado en este. Hoy,  Brasil o Argentina  podrían estar  dispuestos a entrar a un nuevo acuerdo.

-¿Existen informes oficiales sobre costos y beneficios del TPP?

-Tampoco están  sobre la mesa. Una de las preocupaciones que ha manifestado la Unesco, es  la ausencia de debate público ,y la afectación de los derechos humanos ha sido mencionada por cinco relatores de la ONU.

Los principios rectores  sobre empresa y DD.HH, ratificados por  Chile, exigen que cada vez que se establecen acuerdos deben preocuparse porque no se afecten estos derechos. Y hasta ahora no tenemos informe de impactos ni de beneficios, y las mediciones que hubo en su momento, no fueron consideradas.

-¿Te refieres al Informe del Ministerio de Salud?

El informe del Minsal se conoció en los últimos días de negociaciones. Sin embargo, no fue considerado y estaba sumamente claro que los costos por cada año de patentes de medicamentos, serían iguales a cinco veces el financiamiento de la ley Ricarte Soto. Así, la negociación solo da réditos políticos, márgenes económicos pequeños  y un tema tan sensible como la salud, no fue considerado.

-¿Cuáles serán los mayores efectos del TPP de aplicarse en nuestro país?

-Hay un informe muy importante de línea de base de la Universidad Diego Portales. Ellos hicieron una revisión a los organismos de la administración pública y a los espacios  que tienen estos para cautelar los DD.HH. Da cuenta que existen pocos mecanismos para defensa legal de su afectación, pone sobre aviso del problema en el acceso a medicamentos, vuelve a insistir en la tramitación de la ley sobre propiedad de la semilla (ley Monsanto) y la patentación de los derechos ancestrales. En México, por ejemplo,  el relator para la alimentación dice que podría producirse una crisis alimentaria si ese país ratifica el TPP.

Además, los tres países que forman parte del TPP en latinoamérica,  tienen ratificado el convenio 169 de la OIT y cuentan con un alto porcentaje de población indígena. Ese convenio  establece que cada vez que se adopten medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectar los derechos indígenas, procede una  consulta. Ya se vulneró ese derecho con la suscripción de este Tratado, y al tramitarlo en el Parlamento se vuelve a  violar.

-¿Cuál es el peligro de que se instauren los Tribunales de Controversia?

-Ya lo hemos visto con el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI): las altas sumas de las demandas; que los tribunales favorecen a las empresas, y que la mayoría de las demandas proviene de países desarrollados hacia los subdesarrollados.

Este sistema no se rige bajo un tratado internacional como el CIADI, y hay que tomar en cuenta que las demandas ante el Centro ya han generado efectos inhibidores en la adopción de políticas públicas. Otro tribunal menos garantista aun, obliga  a hacer la misma lectura.

La última denuncia al CIADI que recuerdo, es de una minera que demanda por cerca de 300 millones de dólares a Panamá porque no le aprobó su evaluación de impacto ambiental.

Pensemos que Chile discute una nueva constitución; una ley de biodiversidad y áreas protegidas; la modificación al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, y que existe  propiedad de tres empresas norteamericanas en las AFP. En estas condiciones estaremos ad portas de demandas ante los Tribunales de Controversia, los que contarán con un mecanismo más rápido y cuya resolución favorable es más probable que en el CIADI. En estas condiciones sería un suicidio ratificar. el TPP

Existe un movimiento intercontinental contra este Tratado. Para el 4 de noviembre (conjuntamente con la convocatoria a paro nacional en Chile contra  las AFP) se ha llamado a  una movilización contra el TPP y el TISA, en Europa.

Infusam Nº 16, noviembre 2016

LEAVE A REPLY